miércoles, 20 de junio de 2018

Durante los festejos posteriores al triunfo de México contra Alemania un aficionado

Durante los festejos posteriores al triunfo de México contra Alemania un aficionado se lanzó de espaldas desde la cima de un faro de luz esperando que la multitud lo atrapara, pero para su mala fortuna nadie lo agarró y se estrelló la nuca contra el pavimento. Portugal vs Marruecos 2018 EN VIVO




El fan no era mexicano sino un ruso en presunto que se contagió del ambiente Tricolor, pero que se sentó al lado contrario, según detalló a CANCHA Vicente Padilla, testigo del suceso.

"Sobre los postes de luz, un mexicano se subió para atorar la bandera de México. Después para bajarse se lanzó y todos los mexicanos lo cacharon y de ahí siguió la fiesta", narró Padilla.

"Entonces un chavo igual de cabello largo, mexicano, le gritaban 'Jesucristo, Jesucristo', y a otro le gritaban 'Juan Escutia' y a otro que traía el disfraz le gritaban 'Cuauhtémoc' y así se iban lanzando, pero entre los mismos mexicanos lo iban cachando.

"Posteriormente a esto se sube una persona rusa, pero no entiendo el motivo, como pueden ver en el video se lanza, pero para el lado contrario, donde no había personas que lo cacharan, justamente queda inconsciente y entre toda la multitud, porque la calle estaba tapizada de mexicanos, lo único que hace es que se empieza a aglomerar la gente y la persona en el suelo se pierde, entonces algún mexicano reaccionó y empezó a movilizar y se empezó a hacer una valla, un círculo, mientras la persona reaccionaba.

"Yo en cuanto sucedió corrí enfrente, a un club nocturno, a pedir ayuda; mucha gente no habla inglés, más que ruso, fue muy difícil y nunca me entendieron. Así que tuve que irme a la avenida a pedir un ambulancia y un policía medio me entendió", contó.

El suceso se produjo la madrugada del lunes en la calle Nikol'skaya, el epicentro de los festejos.
ver partido del Mundial rusia 2018 EN VIVO

"Entre la multitud era muy difícil que pasará una ambulancia. Fue tardadísimo", expresó.

Padilla detalló que el aficionado no recuperó la conciencia ni siquiera cuando fue atendido por los servicios médicos.